Es raro que haya un día sin fiesta en el Señorío de Molina durante los meses de julio y agosto. Entre las más interesantes cabe destacar:

  • Fiesta de Butrón en el Barranco de la Virgen de la Hoz. Se celebra el 1º de mayo. Es una romería para pedir a la virgen la finalización de las numerosas pestes que asolaban el territorio. Era costumbre que acudiera, al menos, un miembro de cada familia. Se ofrecía una sardinaza para los asistentes, sustituida por sardinas en conserva para no correr riesgo de incendio.
  • Virgen de la Cabeza de Terzaga. Se celebra el primer domingo de junio una romería a la ermita situada en un monte próximo al pueblo. Hace años se juntaban en el lugar las banderas de las iglesias de los siete pueblos más próximos. Continuando la tradición se agasaja a los asistentes con un aperitivo aunque hace años se reservaba casi en exclusividad a las autoridades.
  • Feria Medieval de la Convivencia. Durante el tercer fin de semana se representa parte del cantar del Mio Cid, hay actuaciones por las calles de Molina, mercado medieval en el casco antiguo y cena medieval en la plaza mayor.
  • La festividad del Carmen. Fiesta importante en Molina, el día 16 de julio, declarada de interés turístico regional. La cofradía religioso-militar de Nuestra Señora del Carmen escolta a la virgen por las calles de Molina.
  • Fiestas de Alcoroches en honor de San Timoteo. A media hora de Molina, hacia el alto Tajo y los Montes Universales, en el pueblo de Alcoroches, se celebran sus fiestas patronales en honor a San Timoteo el 22 de agosto. Dos actos centran la atención de los visitantes: la corrida de la bandera que se realiza los días 21 (al atardecer) y 22 de agosto (a mediodía) durante la procesión y los cánticos al santo (día 21 y 22 a las dos de la madrugada). Se paraliza el baile y el resto de actividades para cantar al santo en las puertas de la iglesia. A ritmo de vals, los alcorochanos agradecen a San Timoteo las venturas del año pasado, piden su intercesión para el venidero y realizan una crítica de los acontecimientos acaecidos. A continuación, el baile, las peñas y su singular discoteca ocupan a las gentes con ganas de diversión.
  • Las ferias y fiestas en honor al Cristo de las Victorias se celebran en Molina del 31 de agosto al 5 de septiembre. Toros, actividades culturales, verbena, atracciones… acogen a los vecinos y visitantes.
  • Virgen de la Inmaculada. La noche del 7 de diciembre se celebra en Molina tanto o más que la Navidad. Se remonta la costumbre a la bula extraordinaria concedida por el Papa León X en el año 1518. Tras la cena familiar se acude a la misa del Gallo
Go to top